Considerado el diseñador industrial más influyente de su generación, su nombre suena a éxito rotundo. No sólo se ha encargado de diseñar muebles y objetos para el hogar, también ha tenido tiempo de crear aviones, yates de lujo, esculturas, coches y bicicletas para clientes y firmas de gran prestigio.



La revista Time lo incluyó en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo, no sólo por los numerosos premios y distinciones recibidas, sino por su capacidad de crear piezas que se han subastado a precios a la altura de una auténtica obra de arte. Todo lo que toca es oro. De él se han hecho documentales y una variedad de libros, y es objeto continuo de los medios de comunicación que lo persiguen en busca de entrevistas que generan un gran interés y mucho dinero.



Marc Newson sólo tiene 52 años, nació en Sidney y ya ha tocado el cielo con sus manos. Sus obras están presente en las colecciones de los museos más importanes del mundo como el MoMA de Nueva York, el Centro Georges Pompidou de París, el Design Museum y el Victoria & Albert Museum de Londres y el Vitra Design Museum en Alemania. Su estilo futurista lo ha llevado a crear piezas como el Lockheed Lounge (1988), un diván de aluminio que fue adquirido por un coleccionista privado por 2 millones de dólares en el año 2009 y que ostenta tres récords mundiales consecutivos en subasta.



Sin embargo, no sólo lo que hace se cotiza a lo grande, lo que se cuenta de él también. La revista Taschen publicó una edición limitada llamada Works, donde se relataba la biografía del diseñador y en la que cada ejemplar se vendió en el mercado por 1,000$. Su talento no tiene límites y las firmas más lujosas en diferentes ámbitos lo han contratado como diseñador para sus colecciones.



Es el caso de Samsonite, para los que realizó la línea de una de sus colecciones de maletas. También ha diseñado joyas para Boucheron, aviones para Qantas Airways, la bicicleta de Lance Amstrong, cacerolas para Tefal, cocinas para Smeg y mobiliario, como la butaca Nimrod, para Magis.



Su trabajo representa el 25% del mercado total de diseño contemporáneo y cualquier pieza que lleve su firma se cotiza a la alza. Marc Newson está casado, tiene dos hijos y actualmente vive en Londres, en donde fundó su exitosa empresa Marc Newson Ltd.