Países fríos como el Reino Unido o los países nórdicos, han adaptado en sus hogares una sala tan peculiar como popular denominada conservatory.
Los conservatorios surgieron en el siglo XVI como greenhouse, algo así como invernaderos donde cultivar aquello que no podía hacerse a la intemperie debido al mal tiempo. A partir del siglo XIX, la decoración los incorporó a los hogares y raro es la estancia que no dispone de un conservatory to cosy up en otoño/invierno y to warm up en primavera/verano.
Los conservatory rooms destacan por la belleza y la pulcritud de su diseño. Habitaciones construidas en cristal que otorgan el calor que se necesita en los días de invierno y la luz que traen los primeros rayos de la primavera. Las líneas de estos glassrooms son tan simples, que se han convertido en toda una atracción dentro del interiorismo. Tanto es así, que las regiones más frías de países cálidos como España, lo han incorporado como parte de la decoración de sus hogares.




Una de las piezas claves de estas salas de cristal son los sillones mecedoras. Y tienen tanta relevancia en ellas, que se buscan las piezas más exquisitas para colocarlas en cada conservatory como si de una obra de arte se tratara. Actualmente, grandes firmas de muebles de diseño como Pedrali, BeltáExpormim o Sika Design, se encargan del diseño más cuidado de este tipo de sillones. Las mecedoras de antes han dejado paso a exquisitos diseños llevados a cabo por grandes diseñadores, que transforma cualquier estancia de la casa en una parte de nosotros.




Las antiguas estructuras de madera siguen llevándose, aunque ahora las tendencias consiguen sillones mecedoras en diferentes colores como las creadas por TDZ Collection. La modernidad también pasa por ellas y las transforma en su totalidad. Elegantes e insólitas bases de acero inoxidable, como la mecedora Gica de Beltá, curvada en una sola pieza, tapizada en piel y de líneas tan sutiles que atraen todas las miradas, son espectaculares piezas que han sido reconocidas con premios del sector del mueble.





La innovación en materiales no se aleja de los sillones mecedoras y ahora los construyen con visiones de futuro. ¿Para exterior o interior? Claudio Dondoli & Marco Pocci responden a la pregunta con su diseño para Pedrali del sillón mecedora Gliss Swing 350.







Muebles de antes y diseños de ahora que se mueven por el mundo como el viento, para quedarse siempre en nuestras estancias.