Exclusividad, funcionalidad y profesionalidad son los principios de la decoración de exteriores para los meses de verano. El paisajismo adapta los jardines a las personas que los habitan, mientras la distribución del mobiliario y el tipo de acceso a cada rincón definen el carácter de los mismos. Eso es lo que expresan los profesionales del mundo de la decoración, quienes aprovechan todos los recursos para convertir los jardines y proyectar el verano en ellos.



Es la temporada en donde el equilibro y la belleza se rompe para dar paso al dinamismo y el espacio. El ‘quitar cosas de en medio’ es la tarea principal de los decoradores que abogan por la funcionalidad ante todo. Sin embargo, las tendencias marcan el estilo cada temporada y este año se abre hueco a la moda árabe. Cojines al suelo, mesas bajas y fuentes de agua o acequias, colman los jardines de este verano 2017. Una vez más, los columpios colgantes marcan la temporada y se adentran en todo tipo de exteriores a modo de pieza esencial para el relax.



Las tumbonas y los puffs se convierten en sus amigos principales y hacen del espacio exterior un lugar cómodo, donde relajarse leyendo, tomando una copa o contemplando el cielo del verano.En los siguientes meses, la decoración de los exteriores invita al descanso y al disfrute de la naturaleza. Los espacios de sombra siguen siendo un must de las estancias out, especialmente en lugares donde el sol atiza sin prejuicios. Pérgolas, sobrillas o toldos se convierten en los aliados de esos rincones donde mitigar la radiación ultravioleta. Son en estos espacios, en donde las tumbonas y las mesas auxiliares cobran toda la importancia.



Por supuesto, la iluminación sigue jugando un papel importante. Los interioristas prestan especial atención a las luminarias para el jardín ya que una mala sombra, puede arruinar toda la decoración exterior. La iluminación indirecta sigue siendo la mejor opción para el empiece de las noches de verano. Los expertos siguen apostando por estos sistemas para conseguir el punto chic y bohemio propio de las horas nocturnas de la estación más calurosa del año.



Las balizas siguen marcando tendencia y se colocan, una vez más, como una de las mejores alternativas para adaptar el exterior a las diferentes situaciones. Y es que, además de ser excelentes señalizadores, una localización precisa de éstas convierten los espacios y los ajustan a las personas y el momento.