La belleza que la luz natural ofrece, es un elemento decorativo que la Naturaleza guarda y lo muestra a su manera. Cielos limpios que reflejan toda la luz brillante que el sol despliega, atardeceres de películas que se mantienen vivos en nuestra retina, puestas de sol impecables o lunas llenas que alumbran los campos y las calles donde habitamos son, con total seguridad, la mejor tienda en tiempo real para decorar nuestro hogar de día y de noche.


clic en la foto
Y es que, a veces, no necesitamos más que los recursos que a nuestro alrededor acontecen, para darle a nuestros interiores la vida que necesitan para seguir brillando día a día. Ventanas que dejan paso a la luz y enmarcan las paredes, resaltando los colores de nuestros rincones y aportándoles toda la importancia que los pequeños detalles tienen, son la mejor opción de vida y energía exterior que podemos regalar a nuestra casa.


clic en la foto
Pero, a veces, son insuficientes por motivos arquitectónicos y, entonces, necesitamos ayudarnos de elementos decorativos que guíen, cuidadosamente, la luz natural por todas las esquinas de la casa sin restarle el toque distintivo que habíamos elegido en nuestra decoración. Es ahí, donde interviene el diseño.


clic en la foto
Esculturales espejos con formas extravagantes que rompen con la decoración habitual de una habitación y que son, sin duda, los mejores guías de la luz y la energía para nuestros interiores y se convierten en elementos indispensables en cualquier hogar. Las nuevas tendencias los definen como obras de artes, esculturas reflectantes y delicadas del diseño de alta gama, que ya no sólo se destinan para agrandar espacios, rellenar huecos o redecorar paredes.


 
clic en la foto
Las nuevas modas lo introducen como el mejor y más sencillo elemento decorativo en el hogar. Fácilmente adaptables a todos los estilos, sus nuevas formas y sus diferentes tamaños pueden convertir un mismo espacio en dos lugares distintos en diferentes momentos del día. Espejos con estructuras irregulares y composiciones originales de ellos, son fundamentales para romper con el clasicismo y la simetría de siempre.


clic en la foto
Por el contrario, las nuevas líneas introducidas para espejos de pie, aportan, con mucha clase, el toque clásico que falta en un ambiente moderno, a la vez que llenan espacios vacíos y proporcionan protagonismo a todo aquello que en ellos se refleja. Una nueva forma de comunicación y expresión de las emociones de un hogar... en nuestras manos o en nuestra tienda. Todo lo que hoy existe, fue un día imaginado.