El minimalismo rural avanza a pasos agigantados y se coloca en las primeras posiciones de los destinos favoritos de aquellos que buscan un descanso a los pies de la naturaleza más chic.La Publia (o Apulia), en Italia, es uno de los retiros rurales más visitados. El artículo del National Geographic sobre la espectacularidad del 'tacón de Italia', en el que se destacaba una costa intacta y una pureza impropia de la realidad, empujaron al sector hotelero e inmobiliario a renovarse en estilos.Las 'masserías' (antiguas granjas de la zona) se reinventaron, convirtiéndose en estancias con un interiorismo tan peculiar como espectacular.



Una de las que más portadas en revistas de interiorismo y decoración ha ocupado en los últimos años ha sido la Masseria Moroseta B&B, una finca situada en Ostuni, llevada a cabo por el arquitecto Andrew Trotter.La Masseria Morosteta es una bellísima casa de piedra blanca desde donde divisar la playa a través de las cinco hectáreas de olivares que la rodean, algunos de ellos con hasta 500 años.Suelos de piedra, techos abovedados y paredes de hasta 80 centímetros de grosor, hacen del lugar una casa fresca para los meses de verano y cálida para los meses de invierno.



El centro de la construcción es el plato interior, al que se accede desde todas las estancias. La estructura cuenta con una sala de estar, una terraza con cocina al aire libre y barbacoa, spa, gimnasio, piscina y seis habitaciones además de varios cuartos de baño.El interiorismo de la masseria destila un abuso de líneas rectas y una sencillez absoluta que invita a la relajación y la calma. La escasez de accesorios deja todo el espacio para el flujo de la luz natural entrante a través de los grandes ventanales distribuidos por todo el edificio.Las habitaciones guardan su espectacularidad en los techos abovedados tradicionales típicos del medio rural italiano y la delicadeza de su decoración. Un interiorismo que apuesta por la funcionalidad como premisa principal.



De ahí el uso de taburetes del tipo Stool Black Stained Hardwood de Mater como mesitas de noche y lámparas de mesa articulabres como la Type 75 de Anglepoise.En el salón de la Masseria Moroseta descansa un largo sofá donde reposar y dejarse llevar por el silencio del lugar. Un diseño que se asemeja a piezas de casas como Palau, Erik Jørgensen, Modus o Arflex.



Un espacio rural con toques modernos y en plena naturaleza.