Konstantin Grcic nació en Munich en el año 1965 y pronto destacó en el mundo del diseño por su genialidad y su forma de entender los ambientes.
Logró, en poco tiempo, trabajar con los más grandes y le dio tiempo a fundar (en 1991) su propio estudio, Konstatin Grcic Industrial Design (KGID), en la ciudad alemana que lo vio nacer. Desde ahí, ha seguido creando y produciendo piezas que han pasado a la historia.



Su colaboración con Magis dio lugar a una de las sillas más ingeniosas y aclamadas dentro del mundo de la arquitectura, el diseño y la decoración, la silla Chair One.De este trabajo, el alemán ha dicho que fue uno de los proyectos más importantes y maravillosos de su vida, en el que trabajó durante cuatro años. La silla Chair One supuso para él un reconocimiento a nivel mundial y se convirtió en un icono del diseño, que ahora forma parte de las colecciones permanentes de importantes museos como el MoMA de Nueva York o el Centre Georges Pompidou de París.



La silla Chair One se caracteriza por una estética tridimensional, conseguido a través de la división del material en secciones delgadas y ramificadas. Konstantin afirmó que con ella, fue la primera vez que se utilizó un enorme molde fundido (generalmente destinado a la creación de componentes más pequeños), además de ser de las primeras piezas en las que se usó el modelado con ordenador en 3-D. Toda una revolución que marcó un punto de inflexión en su estudio y lo elevó unos cuantos peldaños en el mundo del diseño.



Konstantin Grcic crea y diseña para infinidad de marcas de renombre. Desde Magis hasta Littala, Vitra, Flos, Krups, Lamym Moros, Muki, Plank, Authentics, etc.
Aunque nació en Alemania, con apenas 20 años se trasladó a Londres donde llevó a cabo diferentes estudios en el Parnham College y, posteriormente, en el Royal College of Art.Desde sus inicios, la prensa especializada en el sector lo ha tildado de minimalista por la limpieza de sus diseños, carentes de adornos y detalles, aunque él siempre ha ratificado que su trabajo se cataloga más bien por el uso de la 'simpleza' en líneas.



De su trabajo siempre ha dicho que le apasiona aunque es muy duro diseñar para los demás. Cuando le pregunta por el éxito de su carrera, él siempre responde que se debe a “la ilusión y el disfrute que me produce cada proyecto”