History keeps making...
Si hay diseños de muebles que han marcado historia, esos son los que nos presentaron los primeros "atrevidos" a principios del siglo pasado.
Silla Hill House
Entre estos muebles icónicos, los más valorados son las primeras sillas de diseño que nacieron de la mano de genios como Verner Panton, Mies van der Rohe o Marcel Breuer a principios del siglo XX, y que han servido de patrón para las piezas más modernas del mercado actual. Grandes marcas e importantes diseñadores han absorbido sus ideas y versionado sus patrones creando piezas auténticas convertidas en top sellers. A ellos les debemos genialidades que ya han sido catalogados como mobiliario icónico. Hablamos por ejemplo de Charles Rennie Mackintosh, August Thonet y Xavier Pauchard.


Silla nº 14
El primero, escocés de nacimiento, creó en 1903 el primer diseño del llamado movimiento moderno. La silla Hill House fue la primera silla de líneas rectas con un respaldo alto que rompió los moldes de la época. Un año después, August Thonet se encargó de llevar a cabo el primer mueble que se fabricó de manera industrial. La silla Nº14 se elaboró en madera torcida al vapor.


Silla Tolix
El metalúrgico francés Xavier Pauchard, no pudo sino crear uno de los best sellers de la historia de la decoración, la silla Tolix nacida en 1924 en acero galvanizado y apilable, lo que supuso todo una revolución para la época.


Silla DSW
Años después, los estadounidenses Charles y Ray Eames presentaron en 1950 para el MoMA de Nueva York, la primera silla de plástico de fabricación industrial. La llamaron silla DSW que causó sensación en la época. Sin embargo, esta pareja no se quedó ahí y seis años después sacaron otra pieza, el sillón Lounge Chair & Ottoman. Una reinvención del sillón de club inglés que exponía líneas más modernas y una ligereza impropia de la metodología de la época.


Silla Tulip
Al mismo tiempo, el finlandés Eero Saarinen llevó a cabo el diseño de la primera silla con visos futuristas cuyo asiento fue fabricado con fibra de vidrio. Saarinen creó de la nada la silla Tulip que se hizo archifamosa en la década de los '60. De hecho, series y películas de entonces como Star Trek, la utilizaron para sus decorados.

Arne Jacobsen, Hans J. Wegner, Harry Bertoia y algunos más, dejaron también un buen legado que los diseñadores, arquitectos y fábricas dedicadas al mobiliario de diseño, han sabido aprovechar para versionar estas piezas introduciendo nuevas líneas y mejorando su calidad.