Si hay un mobiliario que a partir de ahora cobrará más protagonismo que nunca, ése es el recibidor o su clásico, la consola. El recibidor cobra la importancia que se le da a la llegada del buen tiempo. Visitas y entradas y salidas a todas horas, hacen que esta estancia se cuide al detalle. Una consola es la apuesta segura para los interioristas. Sus modelos estrechos y de líneas rectas las hacen ideales para vestir un recibidor acorde a la temporada que se presenta. Las que más se llevan presentan estructuras en madera maciza siguiendo un estilo rústico y elegante, o bien estructuras metálicas adaptadas a las estancias más contemporáneas. Las tapas rectangulares van desde el mármol, para los más sofisticados, hasta tableros con diferentes chapados que se ajustan a todos los estilos en decoración.



El denominador común es un estilo minimalista en sentido figurado, no dejando ninguna posibilidad a un estilo overdo más propio de estilos barroco o temporadas de frío. Los decoradores juegan mucho con los accesorios, dejando caer espejos sobre las consolas y abusando de lámparas o fotografías que le den otro aire. Toques personales introducidos a través de elementos decorativos, colores y vinilos para la pared, objetos apoyados sobre ellas, cuadros plantas u elementos como revisteros o percheros de pie y de pared, dotan a cualquier recibidor de personalidad y carisma.



Las consolas tiene la virtud de adaptarse a cualquier estilo decorativo, transformando las estancias completamente. Es el caso de la consola Lau de la marca española Stua y diseñada por Jesús Gasca, capaz de cambiar la pseudoestancia según los accesorios que se elijan. Stua, TDZ Collection y Kendo son algunas de las fábricas de muebles que muestran un dominio en el diseño de consolas.



La consola Nordic by TDZ Collection se adapta a la corriente contemporánea de esta temporada al presentar una estructura metálica a dos patas. El tablero de madera en su superficie es la combinación perfecta para una consola de líneas sencillas con toques muy modernos. La misma fábrica de muebles ofrece un diseño mucho más sobrio apto para los más tradicionales. Nos referimos al recibidor Nordic disponible en diferentes acabados.
Estudi Arola por su parte, ha diseñado una estructura que incorpora el mármol, tan tendente esta temporada y del gusto de los más posh. La consola Lotta para Kendo se queda en las hogares más sofisticados y se abre un hueco para vestir los diferentes recibidores.