American Crime History, la serie que relata la vida y muerte del gran diseñador Gianni Versace, está colmando todo tipo de portadas a nivel mundial aun cuando está en pleno rodaje. Revistas de moda, decoración, estilismo, investigación, biografías y todo tipo de marcas y empresas incluyen, entre sus artículos y posts, el rodaje de la serie en donde se detalla la trágica muerte de Gianni a manos del asesino en serie Andrew Cunanan, el 15 de julio de 1997. Gianni fue tiroteado en los escalones de la entrada de su mansión, en el 1116 del Ocean Drive, en Miami Beach.



Desde entonces, su mansión (una de las más impresionantes de todo el panorama social) y la decoración que en su día eligió el que fue uno de los mejores diseñadores de moda de todos los tiempos, se han convertido en un negocio rotundo. La prensa más influyente vuelve a rescatar todo tipo de detalles de la lujosa mansión y tilda de ‘verdadera obra de arte’ el exteriorismo e interiorismo de la misma.



Excéntrica y recargada, la lujosa villa a la que el propio Gianni bautizó como Casa Casuarina, fue construida en 1930 por el arquitecto Alden Freeman, quien se inspiró en el Alcázar de Colón, el palacio colonial donde vivió Cristóbal Colón en Santo Domingo. Gianni adquirió el inmueble en 1992 por unos 9 millones de euros y hoy en día tiene un precio de venta de 125 millones de euros. La villa de Versace fue escenario de reuniones y fiestas privadas en donde la propia Madonna, Elton John o Lady Di, disponían de exclusivas habitaciones. Todas ellas están equipadas con camas de más de 3 metros de ancho, sábanas de algodón egipcio, largas cortinas aterciopeladas, multitud de almohadones y mucho colorido.



El acceso a las habitaciones se hace desde el patio central andaluz, en cuyo recorrido surgen matices marroquíes mezclados con toques romanos y orientales. Los baños revestidos de mármol y madera, exhiben una grifería chapada en oro de 24 quilates, al igual que la inmensa piscina del jardín. Balcones, ante-baños, vestidores y salas de estar, forman parte de cada sector de la mansión en donde el oro ocupa un lugar tan importante como el que ha venido ocupando en todas las colecciones de moda de Gianni y Donatella Versace.



Una decoración única que ha pasado a la historia en los libros de interiorismo y que vuelve a ser referencia en el mundo del diseño y la decoración.